Quiero ser una perdiz #A1000manos (Gracias Rosa)

happy Paseábame yo por las redes sociales cuando me llegó una invitación de Iñaki González para participar en el proyecto #A1000Manos, el cual desarrolla el primer martes de cada mes junto con Rut Roncal. La verdad es que ilusiona que a uno le inviten, a lo que sea, aunque ello implique ponerse el mono y trabajar, pensar, escribir y compartir.

Iñaki, la próxima que sea unas tapas, cerveza y desvirtualización, ¿no? 😉

Solo me (nos) han puesto tres condiciones:

1. Incluir la foto del evento.
2. Publicar el post el 3 de junio.
3. Utilizar el hashtag #A1000Manos.

Mmmmmm, ahora que lo leo…. ¡ya he cumplido! Pues que fácil, llega a haber premio y seguro que me toca… jur jur jur

Por supuesto que me ha tocado el premio. Hace tiempo, de hecho. Siempre he respondido con un “me encanta conocer gente y lugares” (entre otras cosas, of course) cuando me piden que me describa como soy. El cambio social revolucionado por Internet y sus diferentes fases web ha sido el empujón a un paso más de felicidad, al menos para mí. Los que estéis leyendo por aquí sabréis bien de qué os hablo. Nos han abierto la puerta para poder conocer gente con los mismos intereses, preocupaciones y anhelos, a tener una vía más para hacer lo que nos gusta, lo que nos llena de honda satisfacción, de orgullo y…. y…. y…. coñe, como siga por este camino acabo abdicando… o_O

Reza el título de la imagen que hagamos feliz a una persona. Pues yo quiero hacer feliz hoy a alguien. Quiero hacer feliz a Rosa Pérez. Poco descubriré aquí para ella, pero por si le queda alguna duda y para que lo sepáis tod@s, Rosa ha sido, es y será alguien muy importante en mi vida. Profesional y personal. Hay personas pululando por este mundo que, cuando te las encuentras y las conoces, entiendes que no necesariamente deben estar a tu lado físicamente y pendientes de ti cada minuto para saber que aportan muchísimo valor a lo que haces y eres. Estar con ellas es pegarte un chute de endorfinas. Y mucho más mérito tiene cuando encuentras así almas aparte de tu familia, pareja e hijos/as si los hay. Así que, Rosa, espero que te haga feliz el saber cuánto te aprecio.

¿Por qué Rosa hoy y en este post? Pues por que me hace feliz como una perdiz.

¿Quién os hace feliz a vosotr@s? Sea quien sea, no lo perdáis. El sentimiento de felicidad que provoca aquellos a los que quieres es insustituible en esta vida. Y sobretodo, decídselo, que lo sepa. ¡Compartid esa felicidad!

Os dejo con Mägo de Oz y su Hoy Toca Ser Feliz

Anuncios

Soy enfermero, ¿me conoces? #happytobeanurse

20140512_173119Obviamente es un post más a los cientos que ya circulan bajo este lema. Pero para eso usamos Internet y las vicisitudes del 2.0, para expandir nuestros conocimientos (y deseos) y haceros llegar a todos los que por casualidad caéis por aquí quiénes somos y qué ofrecemos. Y no importa machacar un tema. No un tema como éste. Soy enfermero, ¿me conoces?

Personalmente es un día que me emociona y me alegra. Me siento parte de él y él es parte de mí. A través de Facebook y Twitter llevo todo el día leyendo innumerables mensajes y entradas en muchos blogs de gente a la que sigo, admiro y comprendo. Os podría hacer una lista que sería interminable, pero eso arruinaría este escrito y pasariais por alto mi breve y humilde relato. Simplemente buscad bajo el hashtag #happytobeanurse y encontraréis muy buen material.

Decidí hacerme enfermero de rebote. Un año en la licenciatura de Química donde aprendí a jugar a cartas y disfrutar del Sol desde incómodos rincones de césped me hicieron despertar del letargo. Mi alter ego me escupió un buen día: “Anda, chaval, cambia de actitud y corre hacia donde estás destinado a realizarte como persona. Ya sabes de qué te hablo”. Sentía una atracción desde pequeño por estudiar en la rama sanitaria, concretamente en medicina, incluso me aventuré a soñar con la pediatría. Sí, lo sé, uno se fija en su padre y quiere imitarle. Porque lo admiro, así de fácil. La realidad de las notas finales en la “sele” (culpa mía y de mi pasotismo escolar) fue un zas en toda la boca. No quise estudiar enfermería por un inútil cabreo juvenil y, tras mi químico año, pues a estudiar enfermería. ¿Qué queréis? Mi madre es enfermera y también la admiro. XD

¡Qué gustazo haber corregido mi error! Por que después de una trabajada carrera y un buen puñado de experiencias no podría ser más feliz con lo que hago. Me ha llegado al corazón y disfruto haciendo mi trabajo. Mucho. A mis alumnos en la universidad siempre les digo lo mismo: “Os tiene que poner cachondos saber que sois enfermeras“. Una soez forma de expresar mi pasión, lo sé, pero efectiva cuando me doy cuenta de ello.

Aporto mi pequeño grano de arena desde atención primaria, lugar en el cual caí después de viajar por urgencias y ucis. Y sí, es aquí donde todavía me pongo más cachondo (me voy a llevar un sopapo al final… ho sé mama, perdona per no fer honor a la bona educació que m’has donat).

Ser enfermero es, sobre todo, ayudar. Ayudar a las personas. A todas. Cada día. En lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separe. Sí, quiero.

Para acabar, no os perdáis este impresionante vídeo que la enfermería española se ha currado y, por el cual, debo agradecer a @miguel_garvi y @ComisionGestora su increíble idea, esfuerzo y dedicación. ¡Gracias compañeros!

¿Recortes? Pues método tradicional: quejas de bar

recortes-sanidad-matanUnos de mis defectos es no saber controlar y medir mis palabras en caliente. Es algo que he ido puliendo con los años, pero aún así, hay momentos que la enervación supera a mi raciocinio. Este mismo post escrito 5 horas antes hubiera sido toda una oda a ello.

14:10. Reunión de coordinación en mi centro de salud. Entre resultados de dirección por objetivos, acuerdos de gestión, números, porcentajes y varias diapositivas maquiavélicas nos hacen un regalo por nuestros buenos resultados como equipo: sobra un médico/a. A decir verdad, la sentencia era que sobra 1’57 médicos/as,  0’4 enfermeras/os y 0’60 pediatras. Por el momento no se les ha ocurrido cortarnos en cachitos para llegar a números redondos pero mejor no voy a dar ideas.

Lógicamente la estupefacción en la sala es evidente y el run-run comunal hace preveer una reacción exotérmica en cadena. En los dos últimos años se han cargado 2 médicas, 2 enfermeras y varios administrativos/as. Y todo ello en un centro de salud donde la presión asistencial es muy elevada y las agendas están  llenas de visitas espontáneas que hacen desgastar la energía de cualquier mortal. Las visitas hoy en día son visitas completas, llenas de contenido, con pacientes complicados, pacientes que precisan de muchos cuidados. La tendencia de derivar la máxima patología controlable a primaria para no sobrecargar la hospitalaria contrasta enormemente con el descenso de plantillas, el aumento de horas de trabajo y la reducción de sueldo. Añadamos también la promoción y prevención de la salud a nivel individual y comunitario y ya tenemos todos los ingredientes para fabricar profesionales descontentos y hartos de no poder trabajar en condiciones y disfrutar de su profesión.

Ahora sí. Es el momento. Creo que se va a liar una buena. Era la chispa que faltaba para encender a mis compañeros/as. Ilusión, excitación, veo lucha, protesta, rebeldía…

Nada más lejos de la realidad. Es lo de siempre. Las miles de quejas y chácharas de qué injusto es lo que nos hacen a los sanitarios quedan en agua de borrajas. Hablan los de siempre. Callan los de siempre. Hablan muy pocos. Callan muchos.

Los minutos posteriores son los habituales en aquellos que incitamos a la unión y a la lucha. Desánimo y tristeza que te empujan a bajar los brazos, a abandonar, a ser otro callado más.

Pero la idiosincrasia de cada uno es la que es, y pienso volver y seguiré por mis foros. Gritaré todo cuanto pueda y lucharé por los derechos por los que otros tanto han luchado y se han dejado la piel. No solo por mí. No solo por mis compañeros. No solo por  mi profesión. No me olvido jamás de las personas, que son el fin de mi labor. Mi salud es su salud.

¡No a los recortes en educación y sanidad!

 

 

 

 

La experiencia SÍ es un GRADO

abuelos_jugando_videoconsola No creo que a estas alturas sea necesario explicar una de las últimas movidas que han azotado a la enfermería española. Por si acaso acabas de aterrizar o se te pasó el tren, pásate por estos posts y sabrás de qué te hablo.

#duenoesgrado de Esther Gorjón (@jesterhanny)

#duenosesgrado o la consolidación de un despropósito de Ana J. (@anajunq_)

duenoesgrado??????? de Antonio Vallejo (@AVallejoD79)

Esto es solo (que por cierto, “solo” ya no lleva tilde desde 2010, leed aquí) un brevísimo resumen de algunas de las entradas que dicho acontecimiento incitó en las mentes inquietas de mis compañeras/os de profesión. Personalmente, he seguido el tema con perplejidad desde el inicio.

No voy a jugar hoy a saber quién tiene más razón, pero sí que me gustaría juzgar ciertos comportamientos o sentencias, llamadlo como queráis.

1.- Alguien afirmaba días atrás en Twitter que los Grado tienen mayor conciencia de promoción y educación en salud. ¡Toma ya! Aún a día de hoy intento entender cómo alguien que ni siquiera ha acabado una carrera universitaria es capaz de poner en tela de juicio la profesionalidad y la formación de infinitas enfermeras las cuales exhalan promoción y educación sanitaria a cada espiración que dan. Hoy veo que el tweet está borrado y la persona con un nombre diferente. Ajá…

2.- He leído muchas voces que consideraban injusto haber hecho un año más de carrera, un TFG (Trabajo Final de Grado) y estudiar un idioma y que a los DUE se les regalara la convalidación. ¿Regalar? Para empezar deberían informarse de las horas lectivas que han empleado los DUE y quizá se sorprenderían. También iría muy bien recopilar toda la formación y experiencia que el día a día laboral y los infinitos cursos, postgrados y másters han forjado a toda una generación de DUEs.

3.- La situación de destape “corruptivo” que está viviendo España ha salpicado también nuestra maravillosa profesión, centrando todas las miradas en el Consejo General de Enfermería y su presidente Máximo  González Jurado. En vez de unirnos y luchar por nuestra reputación social, nuestros derechos y nuestras obligaciones, nos enfrascamos en un juego de niños de “tú no tienes lo que yo tengo”. ¡Qué harto estoy de ver tanta división en casa!

Y así, podríamos ir analizando cada una de las noticias, tweets, diálogos y posts para llegar a la misma conclusión: ¿Pero esto qué eeeeeees? (léase a lo Mauricio que dará más emoción al momento).

Mi sensación aquí plasmada no es un ataque ni reprimenda a mis compañeros Grados. Mi más profundo respeto y admiración por ellos, por su decisión de unirse al barco de la enfermería y por todo el trabajo que están realizando y realizarán. Yo mismo enseño humildemente lo poco que sé a varios de ellos en la universidad. Y veo ganas, lucha, ilusión, decisión. El potencial es enorme. Sólo permitirme que os dé un consejo: Aprovechaos de todos los DUE y/o ATS que os podáis encontrar por el camino. Sacad lo bueno y lo malo de cada uno de ellos y forjaos una identidad propia. No tengáis prisa, pues hay que cocerla a fuego lento. Aprovechad toda la experiencia que hay en cada uno de nosotros porque será ella quien os saque de un aprieto y quien os abra los ojos a entender qué es cuidar. Y, sobre todo, luchad por una enfemería digna, reconocida y justa. 

#VigiliaPorEnfermería

corrupcion-y-mentira1Tuiteando que es gerundio, me enteré ayer que el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados en Enfermería de España, el ¿señor? Máximo González Jurado utiliza fondos de la institución para costearse viajes de placer que nada tienen que ver con su cargo, según un informe realizado por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Dirección General de la Policía. Noticia publicada en el Mundo.

En un tres i no res como decimos en mi tierra las redes sociales se hicieron eco de la noticia, aglutinando la mayoría de comentarios en torno al hashtag #VigiliaPorEnfermería.

Personalmente, lo que más me llamó la atención no fue la noticia en sí (que también, también), si no que me cogiera en fuera de juego, como si acabara de descubrir que la corrupción también es posible en mi mundo. ¡Inocente de mí! Que una noticia así, en la coyuntura actual, me provoque asombro y perplejidad, es para darme dos hostias mientras me preguntan: “¿Llevas 5 años durmiendo o no te enteras de nada?

Para más inri, el SATSE (sindicato enfermero), contesta a la noticia  de esta forma:

SATSE @Sindicato_SATSE @m_kimaki Se trata de una información relativa a otra institución. No nos corresponde a nosotros pronunciarnos cc @SouhelFlayeh (Visto en Twitter)

Si no les corresponde a ellos pronunciarse, ¿qué leches les corresponde? No estaba pidiendo que crucifiquen a nadie, sólo posicionarse. Creo que un “estudiaremos este asunto” hubiera bastado. Aunque, claro, quizá haya miedo a…

Por supuesto que sigue prevaleciendo la presunción de inocencia y esperaremos a lo que el ¿señor? Jurado tenga que contestar, pero esto puede haber sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los enfermeros y las enfermeras en este país. Seguramente esto no acabe aquí y se pidan explicaciones y acciones, sobre todo, acciones. Se está elaborando un documento al respecto, que verá la luz en breve.
¿Quieres opinar? ¿Investigar? ¿Enterarte? Entonces no te pierdas #VigiliaPorEnfermería y sé un #enfermeractivista de verdad.

Caradura 2.0

Me llegó hace unas semanas un comentario a una de las entradas de este blog que no acababa de entender. Spam fue lo primero que pensé. Decidí investigar de dónde venía y me encontré con esta página web:

http://www.saludybienestaronline.com/

Clicando el enlace que me llegó como comentario me llevaba a la siguiente entrada del susodicho blog: http://goo.gl/45dB8

Esta entrada me suena, este post ya lo he leído, esto… ¡Pero sí es una entrada del blog de mi admirada Pilar López!

Contacté con ella y durante algunos días twitterdialogamos sobre lo aquí hallado. Ella no tenía constancia alguna de qué hacía en ese blog una de sus entradas. A día de hoy sigue flipando seguramente con lo ocurrido. Como yo. Esto me llevó a reflexionar sobre la autoría de cualquier publicación hecha en el mundo virtual y cuán fácil es aprovecharse de ellas. Así que pregunté a varios de mi contactos y a más de uno le ha pasado lo mismo. ¡Qué rabia da currarte toda una serie de publicaciones en redes sociales y blogs, para que llegue más de un listo y se aproveche de tu trabajo!

Estamos de acuerdo que la filosofía principal en el mundo 2.0 es la de compartir, pero ello no equivale ni da derecho a aprovecharse. Por muy abierto que sea compartir una publicación hay un trabajo detrás que debe ser respetado por encima de cualquier cosa. Se puede estar de acuerdo con lo escrito o en contra, pero pertenece a alguien que libremente expresa su opinión.

Así que siempre que compartas contenido no olvides mencionar la fuente. El trabajo es suyo, no tuyo. No seas un caradura 2.0, que, por cierto, al final te acabarán pillando.

La mala arte bloguera de NO CITAR tu fuente en un post

La mala arte bloguera de NO CITAR tu fuente en un post

Yo …. soy …… tu enfermero

darth_vaderSólo hace falta darse un paseo por delante de mi consulta y escuchar para intentar averiguar quién soy. Soy el que le cura, soy el que le toma la tensión, soy el que le controla la dieta, soy el que le hace las recetas de parches y/o pañales, soy el practicante, soy el que le pincha, soy el moderno porque le miro la tensión en los brazos y en las piernas, soy el que va a visitar a sus padres a casa porque no pueden salir… incluso para algunos soy Águila Roja o El Capitán Sparrow, algo que le encanta a @pilidorita.

A veces me paro a pensar en si es positivo o negativo que me vean así. Es más, ¿soy yo el que proyecto todas esas definiciones o es la sociedad? ¿Hacemos lo suficiente los profesionales de enfermería para enseñar a dicha sociedad nuestras virtudes?

Pues creo que un poco de todo. Es positivo que sepan todo aquello que pueden conseguir de su enfermero, pero limitando bien y dando a conocer nuestra “cartera de servicios”. Considero una obligación por nuestra parte difundir lo que significa cuidar, el alma de todas nuestra actividades.

Y como profesional de atención primaria puedo asegurar y aseguro que éste es uno de los campos idóneos para ello. La potencialidad  de este ámbito nos ofrece los recursos ideales para añadir un nueva promoción a nuestra labor: explicar y enseñar a todos quiénes somos y qué hacemos.

No creo que haga falta añadir que lla web 2.0 y los recursos de social media multiplican y por mucho la facilidad de este empeño, pero por si eres nuevo en este mundo, te has perdido y no sabes de qué va… ¡pregunta a tu enfermero de cabecera!

Un nuevo reto 2.0 en la universidad

Tics_Redes_Sociales-gLa semana pasada inicié una nueva aventura con toda la ilusión del mundo. Enseñar a alumnos de enfermería a usar (porque conocer, ya las conocen) las herramientas 2.0 en pro de la educación para la salud, la autoformación y el reconocimiento social/laboral de enfermería.

Ya me hubiera gustado a mí disponer de una asignatura así en la universidad, pero cuando yo estudiaba apenas empezábamos a usar el correo electrónico. Todo lo aprendido a posteriori ha sido con voluntad y empujado por la curiosidad y una buena parte de friky tecnológico que llevo en la mochila.

Mi intención y propósito no es aburrirles con descripciones técnicas y horas de parloteo constante. Me gustaría que la participación y la dinámica fueran los emblemas de esta aventura en la cual quiero compartir experiencia e ideas.

Antes o después las direcciones  se acabarán dando de cuenta de la importancia de innovar y crear en enfermería, así que más vale estar preparado y seguir sumando compañeros al carro de las TIC. No me es suficiente con que digan que sí a todo, creen libritos, manuales y protocolos súpermegaguais si no se pasa de las palabras a los hechos; quiero verlo plasmado en el día a día de una puñetera vez. Quiero disponer de ellas con facilidad, con tiempo, con reconocimiento y con ayuda.

Intentaré concienciar a alguno de ellos para que se unan a la lucha. Simplemente que lo piensen, que se lo planteen, incluso que prueben… con ello ya me conformo.

Veremos qué tal funciona.

De momento, contad con un #enfermeractivista en clase.

Wednesday, December 19th, 2012 #peaceforsyria

#peaceforsyria12.19.2012

Tomorrow, my cousin should have been 25 years old. This stupid (like all of them) war has deprived us to celebrate. My body calls for action, but I don’t want to give up, my fervent desire is to help. To him, to my family and to each of the innocent falling every day, tearing apart unfinished stories, a thousand dreams to fulfill and sadness and despair around.

I propose a rallying cry, raise our voices, screaming in unison. We can and must do to be heard. We want peace in Syria.

On 12/19/12 write in your blog, tweet, post to facebook, upload pictures, signing a petition for peace in this link or on the picture above. Feel free to spread this message, it will help to increase its impact. Whatever your contribution is, tag it with the hashtag #peaceforsyria and make the world aware of reality.

Being a trending topic? Why not? Peace? I wish …

Thank you very much in advance to all those who help us.

Souhel.

19/12/12 #peaceforsyria

#nowar

Firma aquí la petición de paz en Síria

Mañana día 19/12/2012 mi primo hubiera cumplido 25 años. Esta estúpida (como todas) guerra nos ha privado de poder celebrarlo. Mi cuerpo me pide acción, mis brazos no quieren cruzarse, mi más ferviente deseo es ayudar. Por él, por mi familia y por cada uno de los inocentes que cae día tras día dejando una historia incompleta, mil sueños por realizar y tristeza y desesperación a su alrededor.

Propongo un grito unánime, juntar nuestras voces, gritar todos al unísono. Podemos y debemos hacer que se nos escuche. Queremos paz en Síria.

El día 19/12/12 escribe en tu blog, twittea, publica en facebook, sube tus fotos, firma la petición de paz que encontrarás en este enlace o en la foto que ves arriba. Cualquier acción que consideres oportuna será bienvenida y ayudará a aumentar su difusión. Sea cual sea tu aportación, etiquétalo con el hashtag #peaceforsyria y que el mundo siga siendo consciente de la realidad.

¿Ser trending topic? ¿Por qué no? ¿La paz? Ojalá…

Muchas gracias de antemano a todos aquellos que aportéis vuestro pequeño enorme grano de arena.

Souhel.